croquetas de bacalao

Hace unos años, el fotógrafo Peter Menzel visitó diferentes países del mundo con el objetivo de fotografiar a familias de esos países con los alimentos que consumían de manera habitual durante una semana. De aquel trabajo surgió el libro Hungry Planet, donde además de reflejar los gustos, preferencias y cultura alimentaria de cada país, nos hacer ver la realidad de nuestro mundo, en el que millones de personas sufren hambre y malnutrición, mientras en otros países crecen los porcentajes de obesidad tratándose ya como una epidemia y se desperdician alimentos en grandes cantidades.

El gasto que una familia hace en su cesta de la compra es muy diferente entre los países que refleja Menzel. En algunos, como Chad, sobreviven como poco más de un dólar a la semana, mientras que en otros, los excesos de calorías y alimentos evidencian el derroche que hacemos en nuestros países. A este derroche contribuimos desperdiciando cómo evitar el desperdicio alimentario mucha de la comida que compramos y consumimos en nuestros hogares.

En esta ocasión he tomado las fotografías de Menzel para cerrar con este post la serie que comenzamos sobre el desperdicio alimentario, hoy hablando sobre el desperdicio alimentario en los hogares.

Según datos de la UE, el desperdicio en los hogares alcanza el 42% del total de alimentos desperdiciados, siendo España el séptimo país que más comida desperdicia con 7,7 millones de toneladas. En 2013 Hispacoop publicó un estudio avalado por el Instituto Nacional de consumo en el que se señaló que en España el desperdicio medio por hogar es de 1,3 kg/semana. Según datos de este estudio los alimentos que más se tiran son los formados por el grupo de pan, cereales, y otros alimentos de pastelería, (19,3%), después las frutas y verduras (16,9%), la leche, yogures, quesos y otros derivados lácteos (13,3%), y las pastas, arroces y legumbres (13,2%). Entre todos estos grupos los hogares suman el 62,6% de los alimentos desperdiciados.

El gran motivo: las sobras en la comida
Los alimentos sobrantes de las comidas son el principal motivo por el que se tiran los alimentos en los hogares, (86,5%), bien porque no calculamos correctamente las raciones, bien porque no planificamos los menús correctamente.

Tenemos que recuperar recetas y buscar cómo aprovechar estas sobras. Nuestro recetario está lleno de platos que han nacido como recetas de aprovechamiento: croquetas, ropa vieja, las riquísimas torrijas, etc. Todas ellas han surgido del ingenio de cocineros, cocineras y, sobre todo, de amas de casa, que han buscado la manera de aprovechar restos de pan, carne, verduras y darles una segunda oportunidad en buenísimos platos.

Detrás de las sobras, el deterioro de los alimentos por una mala conservación o por almacenarlos en exceso es el siguiente motivo para desechar alimentos en los hogares españoles.

Tendemos a guardaafrica vs american familyr lo que ha sobrado de la comida con la intención de utilizarlo para una comida posterior, pero luego no planificamos bien, o dejamos que se nos estropee, para finalmente, acabar en el cubo de basura.

Planifica, cocina y reutiliza
Para reducir este desperdicio en nuestros hogares debemos comenzar por una buena planificación. Desde pensar el menú semanal y los alimentos que necesitamos confeccionarlo, hasta pensar qué vamos a hacer con los alimentos sobrantes que podamos tener. Conocer el menú semanal nos ayudará a saber qué cantidades e ingredientes necesitamos previamente, para no comprar en exceso y así evitar que algunos de estos alimentos acaben deteriorados, o comprar alimentos que ya tenemos en la despensa. Cuando hagamos la compra debemos fijarnos en la fecha de caducidad o consumo preferente de los alimentos, comprobando que entra dentro de nuestra planificación.

En el momento de cocinar, debemos ajustar las cantidades de ingredientes al número de personas que vayan a comer, utilizando utensilios de cocina que nos ayuden a calcular las raciones siempre de la misma manera. Se puede calcular para cocinar más cantidad si se tiene una intención clara, como congelar lo sobrante para una comida posterior planificada, pero esto hay que tenerlo en cuenta.

Reutilizar los alimentos sobrantes es la mejor manera de evitar el desperdicio. Piensa y crea: hay multitud de recetas y trucos para poder aprovechar esos restos de comida. En el siguiente enlace podéis encontrar un libro descargable publicado por Hispacoop, en el que el cocinero Sergio Fernández proponer trucos y recetas de aprovechamiento que nos van a dar ideas para reducir nuestro desperdicio alimentario.

Como consumidores, tenemos que tomar conciencia del desperdicio alimentario para adoptar nuevos hábitos que supongan un cambio global en el problema de la gestión sostenible de alimentos y disminuir el derroche entre todos.

Intentemos que, efectivamente, en nuestros hogares no se tire nada.

Teba Torres Zapata

Teba Torres Zapata

Licenciada en Ciencias Biológicas. Desarrolla su trabajo investigador en el campo de la biotecnología alimentaria, en el campo del análisis sensorial de alimentos y desarrollo de nuevos productos
Teba Torres Zapata

Latest posts by Teba Torres Zapata (see all)

facebooktwittergoogle_pluslinkedin

About Teba Torres Zapata

Licenciada en Ciencias Biológicas. Desarrolla su trabajo investigador en el campo de la biotecnología alimentaria, en el campo del análisis sensorial de alimentos y desarrollo de nuevos productos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *